octubre 05, 2016

Canalizando


Tal vez lloro dormida
el tiempo que comenzó tu ausencia y partida.
Tal vez los ojos hinchados
son el reflejo de esas lágrimas perdidas.

Es el peso de las manecillas del reloj.

Efímeros y densos sueños
guarda mi conciencia
en aparente control.

Despierto cansada.
Ya no espero el sol.

Ingrid M. Stevens

3 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

Yo sigo esperando el sol
Y salgo a recibirlo
A veces se esconde su cuerpo
Pero sigue emitiendo luz

(Maravilloso Ingrid... Cuámta maravilla eres capaz de crear.)

Besos

scott McRobie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Abril dijo...

Hola! Quisiera invitarlos/las a pasar por mi blog. Soy nueva en esto. Las críticas constructivas siempre son bienvenidas. Gracias!